Saltar al contenido

Sensibilidad Dental por Ortodoncia

Sensibilidad Dental por Ortodoncia

Todas las personas hemos experimentado alguna vez este dolor transitorio pero insoportable en los dientes, conocido como sensibilidad dental.

La mayoría de veces es provocada inconscientemente, cuando la parte interna del diente, conocida como dentina, tiene un contacto directo con cualquier tipo de estimulo externo como por ejemplo, bebidas y alimentos que estén a muy altas temperaturas. El dolor desaparece en el momento en que este contacto se corta.

Pero, también hay unos cuantos casos en los que este problema común ocurre debido a la ortodoncia y a los apliques ortodóncicos. Y precisamente, este es el tema que trataremos el día de hoy en este artículo.

¿Por qué se produce la sensibilidad dental?

¿Sabías que los dientes sensibles son por lo general la causa más común por la que estos duelen? Esta hipersensibilidad es producida cuando la dentina pierde su protección natural y la raíz del diente queda expuesta al exterior debido a la retracción de la encía o al desgaste del esmalte.

¿Cómo puedo saber si padezco de sensibilidad dental?

La sensibilidad dentaria se reconoce de manera extremadamente fácil. Puedes identificar esta afección si presentas:

  • Un dolor agudo que responde a una reacción externa como beber bebidas muy calientes o muy frías.
  • Si notas que el dolor desaparece en cuanto el estímulo cesa el acercamiento directo con el diente sensible o la zona expuesta.
  • Dolor en las muelas.
  • Dientes rotos o astillados.
  • Si el dolor que sientes agrava la presión en el diente expuesto.
  • Las caries desmejoran el esmalte dental.
  • El desgaste del esmalte dental debido al uso de un cepillo dental tieso o por el cepillarse los dientes de forma demasiado violenta.
  • El deterioro del esmalte dental, gracias al consumo frecuente de alimentos y bebidas ácidas.
  • Si tiendes a rechinar los dientes.
  • La recesión de las encías.
  • Cerramientos viejos o sueltos como, coronas o puentes que dejen expuesta la dentina interior del diente.
  • El uso de productos blanqueadores excesivamente agresivos, incluyendo geles, enjuagues, tiras, luces y pastas.
  • Erosión del esmalte dental debido al reflujo o la bulimia.
  • En algunos casos la sensibilidad dental puede ser temporal y ocurre después de un trabajo dental o aplique ortodóncico, como puentes, colocación de brackets y coronas.
  • También se puede deber a la mala higiene dental.
  • ¿Por qué la ortodoncia provoca sensibilidad dental?

La ortodoncia y apliques ortodóncicos como los brackets pueden ocasionar sensibilidad dental debido a la fuerza que ejercen sobre los dientes, para generar que estos se muevan, logrando así, reubicar sus posiciones anteriores.

La hipersensibilidad que la ortodoncia estimula es más latente durante las primeras semanas del tratamiento ya que el desplazamiento de los dientes puede hacer que las raíces sean expuestas.

Asimismo puede suceder que, la hipersensibilidad dental pre-exista desde mucho antes de que el tratamiento sea efectuado. Si es este tu caso lo más probable es que sientas molestias durante y después de la colocación de la ortodoncia, en el proceso de las higienes reiteradas; así como en el momento de reajustar, recolocar y retirar los brackets.

Las personas con sensibilidad dental pueden incluso presentar desagrados durante: los chequeos odontológicos, los procesos en los que se utiliza aire y agua para limpiar los dientes y al momento de que se le extraiga algún diente.

Una complicación en la ortodoncia también puede suponer una causante de este incomodo problema, ya que, durante dicha complicación se puede dar una recesión gingival aislada la cual promueve el surgimiento de la sensibilidad dental.

Sea cualquiera de estos motivos, el causante de tu dolor dental lo más importante es identificar rápidamente el origen y aplacarlo lo antes posible.

¿Cómo se erradica la sensibilidad dental?

Al igual que cualquier otro malestar físico se soluciona con un tratamiento predispuesto por un médico especialista en el área respectiva del dolor. Aunque, por lo general este consiste plenamente en la mejora y el aumento de la higiene dental.

Lo  más seguro es que, el procedimiento que el ortodontista te solicite seguir sea, el mismo o similar al que te presentamos a continuación:

  • Cepillarse los dientes con un cepillo dental que tenga los filamentos suaves.
  • Utilizar dentífrico que no sea muy agresivo para tus dientes y encías.
  • Usar un utensilio específicopara limpiar las zonas de la boca a las que es más difícil tener acceso.
  • Seguramente tu ortodontista te indicara que debes seguir una meticulosa rutina de limpieza interproximal, la cual será sumamente necesaria para la salud óptima de tus dientes durante el proceso del tratamiento de ortodoncia.

Existen tratamientos más intensos los cuales se puede llegar a emplear la utilización de diferentes agentes desensibilizantes, rellenos o selladores dentales, estos tienen la función de reducir y calmar la sensibilidad y el dolor.

Por supuesto, si el tratamiento es más intenso el procedimiento medico también. Pues lo  más probable es que este consista en una desensibilización del nervio, que puede llegar a involucrar o no empastes e implantes dentales en el  proceso de tratado del problema.

NOTA: estos tratamientos de carácter más severo solo podrán ser recetados por el especialista, además, la mayoría de veces este tipo de procedimientos solo se aplican para casos muy puntuales de sensibilidad dental.

3 remedios caseros para tratar los dientes sensibles

Existen formas naturales con las que puedes tratar la sensibilidad de los dientes, entre las más efectivas se encuentran las siguientes:

Mezcla de bicarbonato y agua

En un bol de vidrio mezcle dos cucharadas de bicarbonato  con una taza de agua y haga gárgaras con el preparado mínimo tres veces por día.

Mezcla de ajo y agua

Triture un ajo y lique junto con un ajo y media cucharadita de sal marina. Aplica este concentrado sobre tus dientes y déjalo actuar por 10min y luego enjuague con agua.

Mezcla de pimienta y agua

Mezcle una cucharada de pimienta en un vaso de agua y haga gárgaras tres veces diarias.

Cuando el tratamiento que se sigue ayuda a solucionar este problema dental es importante tomar en cuenta un constante cuidado para no atraer e impregnar nuevamente este mal dentro de los dientes.

Como ya lo observase la ortodoncia provoca sensibilidad a los dientes deteriorando sus protecciones y capas externas hasta llegar a destruir por completo el diente, por esta razón lo mejor es mantener un cuidado y protección correcta diariamente.